14 may. 2013

Un animal en el hemisferio derecho

Tu, Bull de noche, solo de noche, humana de día
criatura escurridiza con rutinaria ambigüedad
amarrada nueve horas a una silla de oficina
liberada con un par de copas, bailando sin parar
bésame, bébeme, muérdeme, complétame.

Tu que te ocultas entre decencia y alegría
que eres libro abierto y misterios en secuencia
que huyes de preguntas y haces miradas indiscretas
la de secas palabras y sugestivas verdades
la grosera que ama y lo dice a gritos cautos
protégeme suave y ládrame sucio, nunca en secreto.

Hay instintos animales de los que no escaparemos
hay brazos que arrullan cual madre y hay otros que nos golpearán
hay unos que darán a manos llenas y otros que en puño se cerraran
pero tu tienes dos para protestar, para apresar,
para castigar, para soltar y también son para detenerte
controla siempre tu parte mundana, también eres racional,
ahórrame heridas innecesarias, piensa antes de a su cama entrar…

Hay bocas preciosas y labios nuevos que jugosos te besarán
que te excitaran y tu corresponderás muy apasionada
hay otras que inventaran excusas, renunciaran y salpicaran
pero la tuya Bull, no sabrá huir, eres predecible y visceral
porque tus dientes están hechos para morder y no soltar
para que el dolor te alimente en la venganza y el placer
o para amar con intensidad y convertirte en la presa hasta morir
porque no sabes distinguir, porque nadie te lo va a enseñar
hasta que arranquen tu cuello, hasta que ya no puedas respirar.

Aprender a separar tu personalidad y usarla de manera apropiada
te sería de mucha utilidad… atte. Tu hemisferio izquierdo.
Bull/polilove

2 may. 2013

El canal de noticias solía distraerme, esta práctica ya no funciona.

Llevo semanas añorando regresar a mis 5 años
deseando no haber conocido esta necesidad
que una vez probada y bien hecha,
cuando es generosa, consensuada y placentera
suele hacerse parte de vivir… de vivir!!
y no estar en mi sino en ti, gemir, gemirte de lejos
pensarte cerca y fantaseando con tu piel de infierno
en mi historia donde quieres y me dejas quererte
por las noches se me vuelve un acto recurrente.

No puedo dormir con esta pasión que no se apaga
que se aviva en mi vientre y me retuerce de las ganas
donde me vengo seca de la boca y tiemblo de pronto,
riendo y llorando orgasmeante-mente loca
contracciones que dejan resistir... resistir!! 
La mano esta harta de ser segunda, de ser la otra
y trabajar para alguien que no piensa en ella, sino en ti.
Bull